Dolorosa de Candelero, realizada en madera de cedro por el malagueño José Dueñas Rosales, se comezó a tallar a principios de año de 2009, siendo la festividad de María el 12 de Septiembre cuando fue concluida. La imagen tiene una leve inclinación hacía la derecha y una mirada dulce de dolor. Los ojos son verdes, haciendo alusión al mar malacitano. Por las mejillas, le caen siete lágrimas de cristal, una por cada dolor de María Santísima. Sus manos se posicionan abiertas y muy  expresivas.

 

Nuestra Señora fue la tercera dolorosa de tamaño natural que llegó al pueblo de Alhaurín de la Torre. Posee la advocación de Luz y Ánimas (María como luz salvadora de todas las almas). La corporación, no ha tenido constancia de la misma advocación en otra imagen mariana en el territorio nacional. 

Virgen de Luz y Ánimas

La tarde del día 25 de Noviembre de ese mismo año, tiene lugar la bendición de la Imagen, en un sencillo e íntimo acto oficiado por el reverendo párroco de la localidad, Don Reinaldo Aguilera Aguilera.

Bendición de Ntra. Sra. de Luz y Ánimas

gallery/titular1